lunes, 14 de diciembre de 2015

VOLVER A CASA




Fui con todas las ganas
a rendir el último examen de la facultad y recibirme
El entusiasmo me abandono a mitad de camino
antes de cruzar el portal
prendí un cigarrillo
y reflexione:
no estaba listo,
aun no sabía nada.
Tuve miedo y me fui
compre una birra en el supermercado
y me quede tonteando en la plaza
mirando las mujeres, los pajaritos.
Un vago que daba vueltas por ahí
se acercó a convidarme marihuana
y no acepte.
La campana de la iglesia dio las doce
jóvenes y no tan jóvenes iban y venían
por la plaza,
todos muy apurados
con caras preocupadas.
Un policía pasó varias veces
Fichándome de arriba abajo
y comprendí que era momento
de volver a casa
a afrontar el fracaso.
En el colectivo
vi una chica
que se parecía mucho
a la mujer que más ame,
morocha flaca, alta
portando unos ray bans rosados.
Me quede largo tiempo
mirándola desde el fondo el colectivo
mientras escuchaba hermética  por los auriculares
a pesar del ensordecedor sonido de la cuidad y el motor del mercedes benz
Recordé eso de “volveremos a vernos
solo sin reconocernos”
Un muchacho subió agitado y molesto
porque le habían robado el celular en la parada
me pidió hacer una llamada
para avisar a su casa.
El colectivo se fue vaciando
ella se fue acercando al fondo
y se sentó detrás mío.
Recordé  la canción que tanto cantámos frente al rio
esa que habla de la libertad,
de los fantasmas,
de que todo es inútil
recorde que la tocaba
que empieza con un la menor
y pasa luego a  un mi mayor
pero no venía a mi mente la letra, ni la melodía.
Te hubiera mandado un mensaje  para preguntarte,
 pero no soy de hacer esas cosas
y hace mucho que no te veo, ni te escribo.
Le pregunte a tu doble por la canción
se rio y me trato de loco
Le dije que me recordaba a alguien
muy importante en mi vida
y que corría con ventaja
porque aun ella no me había lastimado.
Hablamos lo que duro el viaje
antes de bajarme la bese
pero no fue como tus besos
no eran tus labios.
Me despedí con un:
ojala nos encontremos en el próximo viaje.
Si ella tiene tu suerte

no  volverá verme.