lunes, 28 de diciembre de 2015

Oda a Sadam







Oh! Saddam
tu que moriste Corán en mano
sin un ápice de arrepentimiento

Hussein guerrero
tu que reconstruiste el histórico Zigurat Etemenanki
El templo de la creación del cielo y de la tierra (torre de babel)

Marduk abra de buscarte
en tu noche más oscura
para conducirte a los brazos de Ala,
luego del rojo amanecer.

Todas las armas químicas
de destrucción masiva
que Hans Blix jamás encontró.

Tu que prendiste fuego el oro negro
en la guerra del golfo
antes que caiga en manos del enemigo

Toda la tiranía
toda la carnicería perpetrada
en nombre de dios
en nombre de la libertad,
de la democracia.

Sobre las cenizas de Alejandro Magno
veras reconstruir nuestro legado
Ninguna tormenta del desierto le destruirá
veras  Bagdad alzarse, como la ciudad rebelde

Larga vida al pueblo,
larga vida a la nación.
Abajo los invasores.
Dios es grande

¡Muerte a Estados Unidos!
¡Muerte a Israel!
¡Muerte al mago persa!

Soy testigo de que no hay más Dios que Alá
 y que Mahoma…

es su profeta.