viernes, 17 de julio de 2015

LA TORMENTA ESPERADA




Sábado 12 am
La noche no se animaba a llover
pero la presentía inminente
Sin sueño alguno sentado en el bar
bebía una copa.
Gastando las ultimas monedas
del último trabajo que tuve.

Una mujer detuvo su auto frente a la iglesia
yo observaba detrás del vidrio
Llevaba un niño en el asiento de atrás
con el cinturón de seguridad puesto,
dejo una bolsa en el buzón de donaciones.
Todavía hay esperanzas, pensé.
Un gesto así
Una mujer así.

Las horas suicidas pasaron
unas tras otras
Vaso tras vaso
El cenicero se llenó y pedí otro al mozo
No estaba buscando un nuevo empleo
y los recursos escaseaban.
Puertas tan cerradas 
que es como si no existieran.
La desdicha,
 la decepción,
el desamor
 hacían nicho en mi alma.
El desierto avanza a pasos inimaginables

Nunca entendí el "comienza una nueva etapa"
había tocado fondo
Cada día es una etapa nueva
todos los días son disimiles
Ni las cadenas nos atan,
ni las oraciones llegan al cielo. 
Nadie escucha.

La primera gota cayó a la hora en que 
se van a bailar los jóvenes.
Muchachas con tacos y tapados
bajo la tormenta con paraguas
y Maquillaje corrido.
Chicos con camisas caras y perfumes chetos.
Esperando remises que nunca llegan
taxis que nunca paran (o vienen llenos)
chicos amontonados en las paradas de colectivo
haciendo bardo y fumando porro.

Inútil pedir perdón!
La historia nunca vuelve atrás
El futuro es devenir
infinitas oportunidades
y en todas ellas asecha la muerte.

Hace exactamente cien años
dos de agosto de 1914
Alemania le declaraba la guerra a Rusia
y Kafka se iba a nadar

Amantes o gusanos!

A la mierda todo!
con el ultimo papel 
arme una línea larga como el horizonte
y me vi reflejado en el espejo
(Ese momento en donde lo que creemos ser
se cruza con lo que realmente somos)
what the hell am i doing here? 
i don't belong here.

Las sospechas se vuelven, 
de una vez por todas, evidencia.
vibro el celular
Un mensaje de la siempre amada.
¿todavía estas despierto, donde andas?
No todo estaba perdido.
aun así
no conteste
apague el celular
mire el vaso vacío.
el mozo me hecho, que cerraban.

Fui caminando
tanteando las paredes
buscando otro bar
otras historias,
era tarde.
los bares ya cerrados
el sol se arrimaba en el horizonte
el amanecer acontecía inevitablemente.