viernes, 27 de junio de 2014

La Revolución va por dentro


" El destino, hasta ahora,

ha sido benévolo conmigo.


Pudo no haberme sido dado

recordar buenos momentos "

Wisława Szymborska




Llueve, 
como siempre que escribo llueve 
No es una cosa mía (aunque pareciera apropósito) 
no tengo ningún dominio en ámbitos climáticos 
¿te acordas? un día te conté mis extraños poderes 
Te confesé (entre otras cosas) 
que como en hombres de negro dos 
Cuando estoy triste llueve. 
Llueve y no me mojo 
Podrías pensar que como los loros 
segrego algún tipo de aceite que repele la lluvia, pero no. 
simplemente las gotas me esquivan 
es algo que nunca supe explicar 
se niegan a tocarme, me repelen. 
Así como la electricidad gusta de mi cuerpo 
y siempre que puede la estática 
me da su brutal caricia, 
el agua huye de mi. 

Nunca entendí el dicho 
"espera siempre lo inesperado" 
Pero ahí estabas vos 
Tocaste el timbre 
y baje a abrir 
Grata fue mi sorpresa al ver 
otra vez en el marco de la puerta 
tu cuerpo. 
Con las ridículas botas rojas de lluvia 
Subiste la escalera 
Te invite a mi abismo 
y te acerque una toalla 
Era increíble lo mucho que estabas mojada 
no comprendí la infalible unutilidad del paraguas hasta entonces.

Eran la una Am 
ni pregunte como llegaste aquí 
sola devino la explicación 
saliste a caminar y te agarro la lluvia 
viste luz y tocaste timbre 
Una explicación muy simple 
si no fuera que hace tres años 
que no tuve ninguna noticia tuya 
pero para que entrar en detalles inútiles 
Te veías tan tierna 
temblando 
prendiste un cigarrillo 
y te arrimaste a la estufa 
Me disculpe por el desorden siempre evidente del departamento 
te excusaste con ir al baño retocarte el maquillaje 

Me senté en la mesa y prepare una copa 
saliste y te quedaste mirando 
El desorden 
La mugre 
los discos en el piso 
la guitarra en la cama 
libros revueltos por todos lados 
¿nada cambio no? 
Nada cambio - afirme. 
Puse el álbum blanco de los Beatles a sonar 
Lo bello es aquello que no se quiere cambiar 

Solo nuestras sombras ahí 
el humo de los cigarros ,
la lluvia y el frió afuera 
- y en el alma adentro - 
Me preguntaste que estaba pensando 
te dije que un noche como hoy 
pero hace 50 años lejanos en el tiempo 
Simone de Beauvoir y Jhon Paul Sartre 
visitaron a esta misma hora al "Che" Guevara y a Fidel Castro 
Te echaste a reír 

Siempre yo 
con mis mismas boludeces 
mis obsesiones, fobias y fracasos 
¿ Y para que cambiar? 

No podías haber llegado en mejor momento 
Justo ahora que todo esta perdido... 
Te sentaste sobre mi falda y te bese 
Te bese con las mismas ganas,
como hace tantos años atrás 
también lejanos en el tiempo, 
No nos dijimos mas nada. 

Después te vestiste prendiste un cigarro 
y ya casi en el umbral 
despidiéndote, preguntaste: 
Que carajo tiene que ver Sartre y el "Che" con nosotros 
Te dije: 
No hicimos la revolución 
Barthes nos une 
Nos une el loro de Flaubert 
Madame Bovary 
Sabato
Los primeros libros 

El sendero transitado
Las historias que nos contamos al dormir

El origen no ha pasado, el origen aún es. 
Nadie podrá detener el futuro 
Nunca
Nada
Nadie.