viernes, 14 de junio de 2013

Uno y sus Circunstancias



Remy abrió los ojos y toda la habitación le daba vueltas. Tenía nauseas
De su boca colgaba un hilo de baba que se hacía charco en la almohada. Se quedó sentado al borde de la cama un rato, agarrándose la cabeza. Aparto las sabanas y fue al baño.
Orinaba y le erraba al agujero, el meo pegaba en el borde de la tabla y salpicaba sus pies descalzos. Se sentó en el inodoro  y cago.
Tenía una resaca importante. Del espejo del baño colgaban unas guirnaldas, un forro inflado a modo de globo yacía en un rincón junto al champo. Vestigios de la fiesta de ayer.
Se lavó la cara, su aspecto no estaba tan mal como su alma. Llevaba una barba de diez días, no le quedaba tan mal –Debería afeitarme – pensó.
Agarro el pote de crema para afeitarse pero estaba vacío  –Otro día, tal vez.
Al salir del baño tropezó con una botella de licor. El suelo del departamento estaba lleno de cenizas y cigarrillos. Botellas, matracas, guirnaldas, globos, gorros de colores, papeles
–Debería ordenar un poco- Levanto unas cosas del suelo y calculo que entre  levantar todas las porquerías, barrer y limpiar el piso, tardaría una hora. Abandono la iniciativa –cuando vuelva  tal vez lo haga- Escupió al suelo y piso la escupida.

Miro el reloj que colgaba arriba de la cocina, eran las 12:30 pm –Puta madre!- exclamo.
 Otra vez se quedó dormido y falto a la clase de filosofía. Era la séptima vez que le pasaba en el cuatrimestre y estaba a punto de quedar libre.
Se sentó en la mesa, separo un poco las cosas que había allí. Diviso una porción de pizza envuelta en una servilleta – Un día de suerte- pensó. Se la comió, encendió el televisor y puso un dvd de Metalica , en vivo en san diego. Se sirvió un fernet.
Sonó el celular, era un mensaje de Whatsapp era de Érica una joven maestra jardinera que había conocido tiempo atrás en un bar de San Telmo. – Hola lindo, como andas?- Érica le mandaba mensajes casi todos los días, le mandaba fotos hot  , de espaldas, en tanga. Pero él casi nunca le respondía y cuando lo hacía, le escribía cortado e indiferente. Habían salido unas tres o cuatro veces, pero no le interesaba. Le rompía las pelotas tener que tomar el colectivo y viajar una hora para verla. La moto estaba averiada de hace meses y le daba mucha paja llevarla al mecánico. Trato de hacer memoria - ¿Qué paso ayer?- Prendió un cigarro y salió al patio. Afuera llovía torrencialmente. Ya llevaba cinco días de lluvia abundante, las calles estaban inundadas.

Recordó la fiesta en su departamento, sus amigos, las pizzas, el fernet, las minas que el desconocía y cayeron ahí, valla a saber uno porque, la música, el faso, que después las pibas se ofendieron por algo y se fueron, que los pibes jodieron con salir, insistieron en ir a Balabac un puterio de ciudadela. Que la policía los paro sobre  la av. San Martin porque iban a toda velocidad y haciendo bardo.
Cerró los ojos y se quedó escuchando el sonido de la lluvia al golpear contra el piso de cerámica del patio. Podía oler la humedad. Bostezo y por un agujero en el bolsillo se rasco las pelotas.
Se vio a si mismo esa noche en Balabac, El negro Jose con una zorra jugando al pool, el mono con una morocha tomando un trago en la barra, El gato David riendo con Darden y con Osvaldo. Los clientes dando vueltas, las putas moviendo el culo, acariciándose el pelo. Deseosas de dar su amor y acrecentar sus bolsillos.  El alcohol corría como la lluvia de los últimos cinco días.

La banda de Harry  “Harry y los Panzottis” estaba tocando sus temas tributo al blues, sonaba “the thrill is gone” de BB King. Las trolas bailaban apretadas a los muchachos, susurraban cosas al oído y se reían. Las putas brindaban su cariño a los perdedores, a los discapacitados, a los que no entendieron nada, a los marginados.
Remy recito en su cabeza una frase de la película “Marc sucia rata” de Sbarra:
Las prostitutas toxicómanas son solidarias, no hacen daño a nadie pero son expulsadas del mundo civilizado. Las prostitutas toxicómanas son la última reserva de amor que le queda a la humanidad. La humanidad las expulsa y con ellas, expulsa el amor. Hipócrita, frígida y despiadada la humanidad las expulsa. Las prostitutas toxicómanas son solidarias. Le dan amor al ciego, al que no tiene dientes, al deforme, al calvo libidinoso, al tarado mental, al obrero hastiado.
Reciben algunas monedas a cambio, es verdad, pero las mujeres respetables cobran aún más caro y son incapaces de dar su amor a quien le falta una pierna, un ojo  o la inteligencia.
 Las prostitutas toxicómanas son solidarias, aman por la paga pero aman. Las prostitutas solidarias son buenas en su trabajo y no entienden porque las expulsan del mundo civilizado”

Un borracho vomitaba al costado de la barra y un patova grandote lo sacaba a las patadas.
Él se quedó sentado en unos sillones de cuero negro  al fondo escuchando la banda y tomando gilada. Andrelo pasó con una rubia infernal que parecía Pohenix Marie.  Recordó el motivo de la fiesta, el cumpleaños del gordo Matías.
Se metió adentro del departamento alzo las copas que había sobre la mesa y unos vasos de plástico que estaban sobre el suelo. Agarro la esponja puso detergente y se puso a lavarlos.
Recordó que una prostituta se sentó junto a él y le ofreció sus servicios.
-100 la copa o 200 la media hora más 100 del telo
-Mira haceme un número menos y con el telo vamos y vamos
Ella se rio y se sentó a su lado, Remy le invito una copa.
La prostituta movía el culo sobre la falda de Remy y el perdía sus pensamientos en otra cosa.
Pensaba en una compañera de facultad, una morocha hermosa llamada Mariela. Sabía que Mariela se peleó con su novio hace poco tiempo, que era ayudante en una cátedra de algo, pero no sabía mucho más que eso. Habían compartido varios momentos, pero él nunca  puso su atención en ella, ni ella en él.
La prostituta besaba su cuello y el seguía pensando en su compañera.  Justo ayer, después de salir de una clase se abrazaron raro. El no reparo en eso, en el momento,  pero ahora se daba cuenta que fue un abrazo demasiado largo y que se quedaron mirándose a los ojos demasiado tiempo.
Quizás solo era calentura pero ¿porque la prostituta no lo calentaba, como si lo calentaba Mariela?  Si bien Mariela era bella  la prostituta era físicamente mucho más atractiva.
-¿Estaría enamorado?-
Remy se sintió un poco mal y corrió al baño, vomito. Al salir se disculpó con sus amigos, le dijo a Matías Que lo lleve a su casa.

Seguía lloviendo torrencialmente. El departamento olía a peste. El humo del cigarro (de meses) se mezclaba con olor a marihuana y al alcohol del suelo. Abrió las ventanas y prendió un sahumerio. Levanto  su guitarra que estaba en el suelo y se puso a afinarla. Se sirvió otro fernet
Saco el dvd y puso el noticiero. Se confirmaron tres muertos y al menos 315 heridos en el accidente de trenes de Castelar.
Sonó el teléfono
-Vi la luz prendida en el departamento hasta las 4 de la madrugada, me encontré a tu vecina en el super de los chinos, se quejó de la música a todo volumen. Encima estas en el departamento,  No fuiste a la facultad!
-No me jodas madre.
- Pelotudo! Falta poco para recibirte y seguís de reviente como cuando tenías 20 años! Así nunca vas a llegar a nada, ayer fue jueves!
-No jodas, tengo 27 años,  tengo mi trabajo y me banco solo , hago mi vida así que no me jodas.
-Estas desperdiciando tu vida! Imbécil!
El no dijo nada, corto el teléfono – Todo el mundo desperdicia su vida de cualquier modo- pensó
Dejo el vaso de fernet sobre la mesa, encendió un cigarro. Una mosca se posó en su mano y la aplasto.
Escribió un mensaje en el celular
-Hola Mariela, che hoy no pude ir a la facu ¿me podes pasar lo que vieron hoy? A la tarde paso por tu casa ¿dale?
La lluvia paro, el sol se asomó por primera vez en cinco días.
Se hicieron las 14 hs y Remy se acostó a dormir de nuevo. Pero antes se sonó un pedo.

Harry y los Panzottis - “The thrill is gone”  BB King




Las prostitutas toxicómanas- Marc sucia rata - Jose Sbarra




Feliz cumple gordo!